Cómo realizar la limpieza - mantenimiento de tus paneles solares.

Actualizado: 31 may


Limpieza y mantenimiento de placas solares
¿Qué vas a necesitar?

Si ya eres propietario de una instalación de autoconsumo o eres de los que está pensando en poner paneles solares sobre el tejado de tu vivienda, seguramente ya habrás observado que, con el paso del tiempo, se va depositando sobre la superficie del vidrio una capa de suciedad, por ello, importante saber cómo limpiar los paneles solares.

Esto suele ocurrir a causa del polvo en suspensión que existe en el ambiente, cuanto más dirección al Sur nos encontremos, mayor será la frecuencia. También excrementos de aves, el polen de las flores, hojas de árboles... etc.

Además, puede reducir considerablemente el rendimiento de los paneles solares, causando un fenómeno denominado "hot spots" (puntos caliente). En situaciones de suciedad acumulada, se pueden producir pérdidas de un 50% sobre la producción esperada de una placa solar. Por lo que, como puedes ver, retirar la suciedad acumulada sobre los paneles solares es de suma importancia.


limpieza y mantenimientos de instalaciones fotovoltaicas

Para hacer una limpieza de placas solares vas a necesitar tres sencillas herramientas:

  • Un cubo con agua, a poder ser tibia, con una gota de jabón lavavajillas (los detergentes para ropa y otros químicos pueden ser demasiado fuertes e interactuar negativamente con el panel solar), ya que si echamos mucho, puede generar espuma y esta dejar residuos si no se aclara bien. Para zonas donde el agua tenga alto contenido en cal, con posibilidad de dejar sedimentos sobre la superficie del panel solar, se recomienda utilizar agua osmotizada, ya que al evaporarse no deja rastro.


  • Una esponja suave o un trapo de algodón (que no libere fibras o pelusas) para aplicar el agua jabonosa y frotar las manchas. Recordad que debemos procurar no rayar la superficie.


  • Un trapo de algodón, un cepillo de poliéster con cerdas gruesas o una escobilla de goma para eliminar el agua sobrante sin rayar el vidrio y así secar el panel.


  • En el supuesto de que haya zonas de la instalación a la que no podamos acceder fácilmente, puede serte de utilidad adquirir una pértiga o mango telescópico donde se pueda acoplar un cepillo, una esponja o un paño.


  • Si tu instalación se mantiene expuesta a una alta frecuencia de tráfico, ya sea terrestre o aéreo, te aconsejamos hacerte con un recipiente de alcohol isopropílico, recomendado para posibles manchas aceitosas que puedes encontrar en tus paneles solares.


  • Si cuentas con una manguera con diámetro suficiente para llegar al techo, recuerda no utilizar mucha presión para la limpieza de los paneles, por lo que es desaconsejable utilizar maquinas hidrolimpiadoras con mucha presión de agua, puesto que se podrían dañar los paneles.


  • Realiza una revisión siempre de las instrucciones del fabricante de tus módulos fotovoltaicos y en caso de alguna duda contacta con tu proveedor o instalador por si hubiese instrucciones específicas que debas tener en cuenta a la hora de realizar la limpieza.

¿Cómo se debe hacer una correcta limpieza de los paneles fotovoltaicos?

Una vez descrito los utensilios que vas a necesitar, ahora simplemente, para hacer una correcta limpieza de tus placas fotovoltaicas, deberías hacer lo siguiente:


pasos para limpiar placas solares

  1. Vierte agua en los paneles solares previamente para que la suciedad quede empapada y sea más sencillo proceder a su retirarla.

  2. Humedece el trapo o el cepillo en un cubo o recipiente.

  3. Limpia el panel solar con el trapo o cepillo haciendo un zig-zag para recoger la suciedad. Como si estuvieras limpiando una ventana.

  4. Retira la suciedad del trapo o cepillo y repite la operación.

  5. Procede a Secar la superficie con un trapo limpio de algodón, haciendo hincapié en que no queden fibras ni pelusas en las placas solares.


Dado que los módulos fotovoltaicos están diseñados para soportar las inclemencias del tiempo a la intemperie, en principio no tendríamos que preocuparnos por que se puedan dañar los circuitos interiores al limpiar placas solares, ya que están perfectamente sellados.

A lo que sí debemos prestar atención a la hora de hacer la limpieza, además de lo comentado previamente, es trabajar desde la parte libre de placas, teniendo especial cuidado de no dañar el resto de tejas o recubrimiento.

Es también recomendable organizar con antelación el material que necesitaremos, de manera que evitemos tener que ascender y descender del tejado más de lo estrictamente necesario.

En definitiva, las tareas de mantenimiento son relativamente sencillas pero de vital importancia para mantener el óptimo rendimiento de tus módulos fotovoltaicos.


MUY IMPORTANTE: Adopta todas las medidas de seguridad necesarias para acceder a tus paneles solares.

La mayoría de los módulos fotovoltaicos están instalados en cubiertas o tejados, por lo que lo primero que se ha de tener en cuenta a la hora de limpiar nuestros paneles solares es contar con todas las medidas de seguridad necesarias para poder realizar el trabajo con todas las garantías.

Es por ello que recomendamos utilizar siempre calzado antideslizante pero ligero para no dañar la superficie del tejado, acompañado de un cinturón o arnés de seguridad con el que anclarte a algún elemento resistente (línea de vida).



¿Con qué frecuencia de deben limpiar los placas solares?


El número de veces al año que es recomendable limpiar las placas solares dependerá de factores cómo las condiciones climáticas o la ubicación próxima a fuentes de suciedad (presencia de aves, cercanía de tráfico, zonas de vegetación frondosa).

limpieza - mantenimiento paneles solares

En términos generales y estando expuestos a una suciedad atmosférica común (polvo, polución), con la realización de una limpieza al año sería más que suficiente. No obstante, si las placas se ven sometidas a suciedades más extremas, la recomendación sería