top of page

Guía completa para elegir el aire acondicionado portátil perfecto este verano.

Actualizado: 17 jul 2023


Debido a diversas limitaciones, en ocasiones no resulta viable llevar a cabo una instalación completa de un sistema de aire acondicionado convencional. En tales circunstancias, los aires acondicionados portátiles se convierten en nuestros mejores aliados durante los días más agobiantes del verano, brindándonos una solución efectiva para sobrellevar el calor propio de esta temporada.



aire acondicionado portátil.


Cuando llega la temporada de calor y las vacaciones, los españoles experimentan preocupación por dos aspectos: la inevitable ola de calor que tendrán que soportar una vez más y la temida factura de electricidad que les aguarda al final del mes.


¿Y cuál es la conexión entre estas dos preocupaciones? Pues resulta que en muchas regiones de España, si no se utiliza un sistema de aire acondicionado, se puede llegar a sufrir lo indescriptible en los peores días de julio y agosto.


Para aquellos que se preguntan si vale la pena invertir en un sistema de aire acondicionado convencional, hoy queremos presentarte una alternativa menos conocida pero igualmente válida: te brindaremos toda la información que debes tener en cuenta al adquirir un aire acondicionado portátil.


Indudablemente, la opción ideal sería instalar un sistema de aire acondicionado convencional, pero presenta numerosos inconvenientes. Requiere una inversión considerable, además de los costes adicionales de instalación, que a su vez implican la realización de obras. Literalmente, implica abrir un agujero en la pared para pasar el conducto al exterior, así como hacer perforaciones y adaptaciones para montarlo en el techo y llevar la alimentación hasta allí.


Puede que encuentres la compra e instalación costosas, o tal vez residas en una vivienda alquilada con restricciones para realizar modificaciones. O quizás desees utilizar el aire acondicionado en distintas habitaciones según el día o las circunstancias. En estas situaciones, un modelo portátil puede ser adecuado en casos específicos, aunque no en todos.


Los aire acondicionados portátiles funcionan de manera similar a los convencionales. Aunque suelen ser un poco menos potentes debido a su tamaño reducido, su funcionamiento es idéntico: generan aire frío al extraer el aire caliente de la habitación.


La diferencia radica en que, en vez de extraer el tubo de aire caliente a través de una abertura en la pared, la extracción se realiza a través de la ventana.

Existen ventajas evidentes al sacar el tubo de aire caliente por la ventana, como la facilidad de uso y la portabilidad. Sin embargo, también hay inconvenientes asociados que debemos minimizar.


Es importante tener en cuenta que, sin un tubo que extraiga el aire al exterior, no se puede considerar como un sistema de aire acondicionado de manera oficial. No te dejes engañar por alternativas que no cumplan con esta función fundamental.


A continuación, analizaremos todos los aspectos que debes considerar al adquirir un dispositivo de aire acondicionado portátil.


Antes de realizar la compra de un aire acondicionado portátil, es importante llevar a cabo una serie de verificaciones previas y familiarizarse con sus características. Esto nos permitirá adquirir un modelo que se ajuste adecuadamente a nuestras necesidades.



Antes de elegir tu aire acondicionado portátil.


¿Está tu sala preparada?


A pesar de la versatilidad de los dispositivos de aire acondicionado portátil, es importante tener en cuenta ciertos aspectos.


Como mencionamos anteriormente, estos dispositivos expulsan el aire caliente al exterior a través de una ventana. Por lo tanto, es necesario que la habitación donde se ubicará el aparato cuente con una ventana que dé hacia el exterior. No es posible instalar un dispositivo de este tipo en habitaciones sin una salida de aire hacia el exterior.


Además, es recomendable colocar el tubo lo más cerca posible a la ventana. El tubo utilizado para expulsar el aire generalmente está hecho de plástico y tiende a calentarse considerablemente.



guía para aire acondicionado portátil.


Si el dispositivo se encuentra alejado de la ventana, el tubo de extracción deberá atravesar toda la habitación. Esto no solo resultará molesto y antiestético, sino que también generará calor, lo que contrarrestará el efecto de enfriamiento deseado por el aire acondicionado portátil. Como resultado, se incrementará el consumo energético y, en consecuencia, la factura de eléctrica.


Para maximizar el rendimiento del aire acondicionado portátil, es recomendable hacer un espacio en la habitación para colocarlo lo más cercano posible a la ventana. Además, se aconseja adquirir un tubo de extracción lo más pequeño posible, o utilizar uno extensible, para que ocupe el mínimo espacio necesario. De esta manera, se optimiza la eficiencia del sistema y se reducen los inconvenientes estéticos y de consumo energético mencionados anteriormente.



La forma de la ventana.


Si la ventana solo se abre en la parte superior o tiene una rendija demasiado estrecha por la que el tubo no cabe, puede generar un problema. Por lo tanto, es importante verificar la apertura de la ventana antes de instalar el aire acondicionado portátil, para asegurarse de que sea compatible con el sistema de extracción del tubo.


En la mayoría de los casos, los aires acondicionados portátiles, especialmente los de menor costo, suelen incluir un tubo de extracción estándar y, a veces, un adaptador cuadrado diseñado para ventanas que se abren hacia arriba. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, incluso con el adaptador, es probable que quede una abertura considerable en la ventana.


Algunas personas optan por hacer un agujero en el cristal de la ventana del tamaño adecuado para pasar el tubo de extracción, de modo que no sea necesario abrir la ventana para utilizar el aire acondicionado. Cuando el aire acondicionado no está en uso, colocan una tapa aislante en el agujero para evitar fugas de aire. Esta opción permite una instalación más permanente y evita la necesidad de tener la ventana abierta mientras se utiliza el aparato de aire acondicionado portátil.


Otra opción es colocar una cubierta aislante de tela. Se trata de una tela que cubre toda la ventana abierta excepto el tubo, impidiendo que entre el calor:


Se adapta a todo tipo de ventanas, y funciona bastante bien. Además son baratas. Se pueden encontrar por apenas 18€.



Qué características tienes que tener en cuenta.


¿Cuántas frigorías necesito?.



Antes de adquirir un aparato de aire acondicionado, es importante determinar la cantidad de frigorías necesarias según el tamaño de la habitación donde será instalado.


Las frigorías por hora son una medida que indica la capacidad de un equipo de aire acondicionado para extraer el calor del ambiente en una hora. Cuantas más frigorías tenga el aparato, más rápido enfriará la habitación y podrá mantener la temperatura de manera eficiente. Sin embargo, es importante tener en cuenta que a medida que aumenta la capacidad en frigorías, también aumenta el costo del aparato de aire acondicionado. Por lo tanto, es necesario encontrar un equilibrio adecuado según las necesidades de enfriamiento y el presupuesto disponible.


La cantidad de frigorías necesarias para un aparato de aire acondicionado depende no solo del tamaño de la habitación, sino también de otros factores como la presencia de paredes o techos acristalados, la orientación de la habitación, la temperatura exterior, la ubicación geográfica, la época del año y los materiales de construcción de la vivienda.



aire acondicionado portátil.


Estos factores influyen en la carga térmica de la habitación, es decir, la cantidad de calor que ingresa al espacio. Por lo tanto, es importante tener en cuenta estos elementos al determinar la capacidad de enfriamiento necesaria en términos de frigorías para asegurar un funcionamiento eficiente del aparato de aire acondicionado y mantener una temperatura confortable en la habitación.


Calcular la cantidad exacta de frigorías necesarias puede ser complicado, por lo que se suele utilizar un valor promedio de 100 frigorías por metro cuadrado. Esto significa que si deseas enfriar una sala de 15 metros cuadrados, necesitarías un aparato de aire acondicionado con una capacidad mínima de 15 x 100 = 1500 frigorías.


Esta estimación proporciona una base general para determinar la capacidad adecuada del aire acondicionado en función del tamaño de la habitación. Sin embargo, es importante tener en cuenta que otros factores, como los mencionados anteriormente, pueden influir en la carga térmica y, por lo tanto, en la elección final de las frigorías necesarias. Siempre es recomendable consultar con un profesional o utilizar calculadoras de carga térmica para obtener una estimación más precisa.


Si resides en una zona con altas temperaturas, tu hogar está expuesto constantemente al sol, o si los materiales de construcción son de baja calidad, se recomienda aumentar la cantidad de frigorías por metro cuadrado. Una opción prudente es considerar entre 110 y 115 frigorías por metro cuadrado. Sin embargo, dado que los modelos portátiles de aire acondicionado tienden a rendir un poco menos, lo más sensato sería utilizar alrededor de 140 frigorías por metro cuadrado para garantizar un enfriamiento óptimo en estas condiciones desafiantes. Recuerda que estos son solo valores aproximados y siempre es aconsejable buscar asesoramiento profesional o utilizar herramientas de cálculo de carga térmica para una estimación precisa.


No obstante, hay expertos que sugieren reducir a la mitad el cálculo total de frigorías necesarias debido a los avances tecnológicos en los equipos de aire acondicionado. Los aparatos más nuevos tienen una capacidad de enfriamiento más eficiente, lo que les permite enfriar eficazmente con menos frigorías. Esta recomendación tiene como objetivo aumentar la eficiencia energética y lograr un equilibrio entre el rendimiento de enfriamiento y el consumo de energía.


Al reducir el valor de las frigorías necesarias, el equipo de aire acondicionado enfriará la habitación a un ritmo más lento, pero mantendrá el confort durante un período prolongado y consumirá menos energía. Esto permite un uso más eficiente y sostenible del aire acondicionado, lo que puede ser beneficioso tanto para el medio ambiente como para reducir los costos de energía.


Es importante tener en cuenta que estos cálculos se basan en una sala vacía. Sin embargo, si hay personas presentes mientras el aire acondicionado está en funcionamiento, se deben agregar frigorías adicionales al cálculo total. Se recomienda añadir 100 frigorías por cada adulto en la habitación y 30 frigorías por cada niño.


Por ejemplo, si se calculó que se necesitan 1600 frigorías para la habitación y en ella se encuentran 2 adultos y 1 niño, el cálculo total sería: 1600 + 100 + 100 + 30 = 1830 frigorías por hora.


En resumen, se sugiere considerar entre 100 y 140 frigorías por metro cuadrado, y ajustar este valor si tu casa tiende a ser especialmente calurosa. Además, se deben agregar 100 frigorías por adulto y 30 frigorías por niño presentes en la habitación. Si deseas mejorar la eficiencia energética y ahorrar en la factura de electricidad, puedes reducir a la mitad el cálculo total de frigorías necesarias. Existe otro método que los expertos utilizan para calcular las frigorías necesarias de manera más precisa. Consiste en multiplicar la superficie de la sala por su altura y luego por 50. Esto proporciona una estimación más precisa de la capacidad de enfriamiento requerida.


Por ejemplo, si tenemos una sala de 15 metros cuadrados con una altura de techo de 2,2 metros, el cálculo sería: 15 x 2,2 x 50 = 1.650 frigorías.


Este enfoque tiene en cuenta tanto el tamaño de la habitación como su volumen, lo cual es especialmente útil para considerar la altura del techo. Al multiplicar la superficie por la altura y por un factor de 50, obtenemos una estimación más precisa de las frigorías necesarias para enfriar eficientemente la sala.


Recuerda que estos métodos son solo aproximaciones y es recomendable consultar con expertos o utilizar herramientas de cálculo más detalladas para obtener una estimación aún más precisa.


Es importante tener en cuenta que los valores calculados son aproximados y brindan una guía general para la elección de un aparato de aire acondicionado. En el mercado, encontrarás opciones con capacidades que varían, como modelos de 1300 o 1400 frigorías, así como otros con 1800 frigorías.


Sin embargo, es crucial evitar comprar un equipo con una capacidad significativamente inferior a la cifra calculada, ya que tardará mucho más tiempo en enfriar la habitación de manera efectiva. Por otro lado, si optas por un aparato con una capacidad excesivamente alta, puede resultar costoso, consumir más energía y tener dificultades para mantener una temperatura estable, ya que su potencia superará las necesidades reales de la sala.


Es recomendable buscar un equilibrio adecuado y elegir un modelo de aire acondicionado que se acerque a la capacidad calculada, considerando también otros factores, como las características específicas del espacio, el rendimiento energético del dispositivo y tus preferencias individuales.


Es hora de conocer algunos consejos clave que debes tener en cuenta al comprar un aparato de aire acondicionado portátil.


En términos de apariencia y diseño, la mayoría de los equipos móviles tienen una forma y aspecto similares, por lo que este no es un factor decisivo a considerar. Sin embargo, es importante tener en cuenta que suelen tener un peso considerable, generalmente alrededor de 25 o 30 kilogramos. Afortunadamente, vienen equipados con ruedas que facilitan su transporte de un lugar a otro.


Ahora, veamos las diferentes características que debes considerar al realizar tu elección.



El ruido.



Uno de los principales aspectos distintivos entre los aparatos de aire acondicionado portátiles más costosos y más económicos es el nivel de ruido que generan mientras enfrían la habitación.


Por lo general, los modelos más económicos tienden a ser más ruidosos. Sin embargo, es importante destacar que esta característica también puede aplicarse a los modelos más potentes. Si tienes la intención de utilizar el aire acondicionado mientras haya personas realizando tareas en la habitación, como estudiar o trabajar, el nivel de ruido se convierte en un factor crucial a tener en cuenta.



guía para aire acondicionado portátil.


Al examinar las especificaciones de los aparatos de aire acondicionado, encontrarás información sobre el nivel de ruido que generan, medido en decibelios (dB). Cuanto más bajo sea este número, mejor será en términos de emisión de ruido. Por lo general, se considera que un nivel de alrededor de 40 o 45 dB es el mínimo aceptable en cuanto a ruido. Sin embargo, algunos modelos pueden alcanzar niveles de hasta 65 dB, lo cual puede resultar bastante perceptible. Por lo tanto, es recomendable optar por un aparato que tenga un nivel de ruido más bajo para garantizar un ambiente más silencioso y cómodo.



Las frigorías.



Hemos analizado cómo calcular la cantidad de frigorías necesarias para nuestro aire acondicionado. Sin embargo, hay un último punto a considerar: los equipos portátiles tienen un rendimiento ligeramente inferior en términos de enfriamiento en comparación con los modelos fijos. Por esta razón, es recomendable elegir un equipo con una capacidad ligeramente superior a las frigorías calculadas, aproximadamente un 20% más.


Optar por un equipo con un poco más de potencia garantizará un enfriamiento más eficiente y efectivo, especialmente en condiciones de calor intenso o en habitaciones con características que dificultan el enfriamiento. Este margen adicional ayudará a mantener una temperatura agradable y cómoda en el espacio que deseas acondicionar.



Clasificación energética.



Como todos los electrodomésticos, los aparatos de aire también tienen una clasificación de eficacia energética, que puedes ver en la etiqueta que se muestra en la caja, o en la web del fabricante:



aire acondicionado portátil.


Conviene comprar uno con una clasificación A o A+, que indica que ofrece un buen rendimiento con un consumo moderado.


En la etiqueta también aparece el consumo eléctrico anual, normalmente medido en Kw hora al año. Divide por 12, y tendrás el consumo mensual.



¿Uno o dos tubos?


En los equipos de aire acondicionado portátiles más económicos, se utiliza un solo tubo a través del cual se extrae el aire caliente. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, para extraer ese aire, el equipo debe absorberlo de alguna fuente, ya sea a través de una rejilla de entrada de aire o del propio ambiente de la habitación.


Esta configuración presenta una limitación: el aire que se extrae del entorno para enfriar el aparato también puede llevar consigo el aire fresco de la habitación. Esto puede resultar en una pérdida de eficiencia, ya que el aire recirculado no es tan efectivo para enfriar como el aire fresco del exterior. Por lo tanto, es importante tener en cuenta este factor al seleccionar un aire acondicionado portátil y considerar opciones que minimicen esta recirculación de aire y maximicen la eficiencia del enfriamiento.



aire acondicionado portátil.

Los modelos de aire acondicionado portátil más avanzados están equipados con un sistema de doble tubo. Estos sistemas utilizan un tubo para extraer el aire caliente de la habitación, mientras que el segundo tubo toma el aire fresco del exterior en lugar de recircular el aire interno. Esta configuración de doble tubo proporciona una mayor eficiencia en el enfriamiento, ya que evita la necesidad de absorber el aire de la sala, lo que a su vez ayuda a mantener una temperatura más constante y cómoda.


Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos modelos con doble tubo suelen ser más costosos en comparación con los que tienen un solo tubo. Aunque ofrecen una mayor eficiencia y un mejor rendimiento de enfriamiento, es necesario considerar el presupuesto y las necesidades específicas antes de decidirse por un modelo con doble tubo.



La salida del agua.



El proceso de funcionamiento del aire acondicionado puede generar condensación de agua. En algunos modelos, es necesario vaciar periódicamente un depósito de agua que se acumula durante su uso. Mientras que en otros modelos, el agua se evapora de manera automática y se expulsa a través del tubo de aire, sin requerir intervención manual.


Es importante tener en cuenta esta característica al seleccionar un aire acondicionado portátil, ya que los modelos que ofrecen la opción de drenaje automático eliminan la necesidad de vaciar el depósito de agua de forma regular. Esto brinda mayor comodidad y evita posibles molestias. Sin embargo, es fundamental seguir las indicaciones del fabricante respecto al mantenimiento y cuidado del sistema de drenaje para garantizar un correcto funcionamiento del equipo.



La longitud del tubo.



Es importante considerar la longitud del tubo de salida del aire acondicionado portátil. Debes asegurarte de que la distancia entre el lugar donde planeas ubicar el aparato y la ventana sea adecuada. Antes de comprar el equipo, es recomendable medir la distancia exacta o revisar las especificaciones del producto para asegurarte de que el tubo tenga la longitud suficiente para alcanzar la ventana sin ningún problema.


Si el tubo es demasiado corto, no podrá llegar hasta la ventana, lo que dificultará la extracción adecuada del aire caliente. Por otro lado, si el tubo es demasiado largo, podría afectar el rendimiento del aire acondicionado, ya que puede generar una pérdida de eficiencia en la salida del aire caliente.


Por tanto, es importante tener en cuenta la longitud del tubo al seleccionar un aparato de aire acondicionado portátil para garantizar un funcionamiento óptimo y una correcta ventilación del aire.



¿Qué funciones puede tener este equipo de aire portable?

Es importante tener en cuenta que no todos los equipos de aire acondicionado portátil son iguales, incluso entre los modelos más económicos. Mientras que todos ellos ofrecen la función básica de enfriamiento, mando a distancia y programación, existen diferencias en las características adicionales que ofrecen.


Es recomendable buscar un aparato que cuente con diferentes modos de funcionamiento para adaptarse a tus necesidades específicas. Algunos de estos modos comunes incluyen:


  1. Modo nocturno: Este modo ajusta la temperatura y la velocidad del ventilador para proporcionar un ambiente más cómodo y silencioso durante la noche, favoreciendo un mejor descanso.

  2. Modo solo ventilador: En este modo, el equipo funciona únicamente como ventilador, sin enfriar el aire. Es útil cuando solo se necesita una brisa fresca sin bajar la temperatura.

  3. Modo inteligente: Algunos equipos cuentan con un modo inteligente que ajusta automáticamente la temperatura y la velocidad del ventilador según las condiciones ambientales. Esto permite un funcionamiento más eficiente y cómodo.

  4. Modo ultrarrápido: Este modo proporciona un enfriamiento rápido y potente para reducir rápidamente la temperatura de la habitación. Es útil cuando se necesita un alivio inmediato del calor.


Tener acceso a estos diferentes modos de funcionamiento te brindará más flexibilidad y comodidad al utilizar el aire acondicionado portátil según tus preferencias y las condiciones ambientales.



guía para aire acondicionado portátil.

Es importante asegurarse de que el aparato de aire acondicionado portátil que estás considerando no solo tenga un temporizador básico, sino que también ofrezca opciones más avanzadas de programación.


Idealmente, busca un modelo que te permita programar encendidos y apagados en distintos momentos a lo largo del día. Esto te brindará la posibilidad de establecer horarios personalizados de funcionamiento según tus necesidades y preferencias.


Con esta funcionalidad, podrás programar el encendido del aire acondicionado antes de llegar a casa, garantizando que encuentres un ambiente fresco y cómodo al entrar. Asimismo, podrás programar su apagado durante períodos en los que no estés en casa o cuando ya no sea necesario el enfriamiento.


La capacidad de programar encendidos y apagados múltiples te permitirá optimizar el uso del aire acondicionado, ahorrar energía y asegurarte de que esté funcionando solo cuando sea realmente necesario.



Los extras.


Existen ciertos elementos adicionales en los aires acondicionados móviles que, si bien pueden aumentar el precio del producto, podrían resultarte útiles y brindarte beneficios adicionales.


Algunos modelos de aires acondicionados móviles van más allá de la función de enfriamiento y ofrecen características adicionales que pueden resultarte útiles en diferentes situaciones.



aire acondicionado portátil.


Por ejemplo, algunos dispositivos cuentan con funciones de humidificación o deshumidificación. Si vives en una zona con alta humedad o con problemas de sequedad, estas características pueden ayudarte a mantener un nivel de humedad adecuado en la sala, proporcionando mayor confort y contribuyendo a la salud respiratoria.


Además, hay aires acondicionados portátiles que ofrecen una función de control de humedad combinada con calefacción. Esto significa que no solo podrás enfriar la sala en los meses cálidos, sino que también podrás utilizar el equipo para calentar el ambiente durante el invierno, aumentando así la versatilidad y el valor de uso del aparato.


Estos modelos más avanzados suelen tener un costo más elevado, pero la posibilidad de utilizar el aire acondicionado como una estufa en invierno puede resultar muy conveniente, ya que te permite aprovechar el equipo durante todo el año y maximizar su funcionalidad.



La colocación


Es fundamental prestar atención al lugar donde colocamos el aire acondicionado para asegurar su máximo rendimiento y eficacia.


Es recomendable seleccionar una ubicación en la sala donde el aparato no esté expuesto directamente a la luz solar. Tanto el aire acondicionado como el tubo de extracción de aire deben ubicarse de forma que no reciban radiación solar directa, ya que esto puede afectar su funcionamiento y eficiencia.


Además, es importante considerar la posición en relación a la puerta de salida. Se recomienda evitar situar el aire acondicionado de manera frontal a la puerta de salida, ya que esto puede generar cambios de presión que permitan la entrada de aire caliente desde el exterior hacia el interior de la sala, incluso con la puerta cerrada, a través de las rendijas y espacios libres. Para minimizar este efecto, se sugiere colocar el aire acondicionado de manera que la puerta de salida se encuentre a un lado en lugar de enfrente.


Estos aspectos son relevantes para lograr un rendimiento óptimo del aire acondicionado y garantizar que el enfriamiento se realice de manera eficiente en la sala. Al considerar la ubicación adecuada y tomar precauciones frente a la exposición solar directa y los cambios de presión, podrás aprovechar al máximo las capacidades de refrigeración del equipo y disfrutar de un ambiente fresco y confortable.

161 visualizaciones0 comentarios

Comments


DDL-G+Portada.jpg
bottom of page