top of page

Almacenamiento si o si...

Actualizado: 7 may


En el panorama actual de transición energética, las energías renovables son la piedra angular de un futuro sostenible. Sin embargo, su integración efectiva en nuestras redes eléctricas requiere un enfoque integral que incluya sistemas de almacenamiento energético.


¿Por qué es tan importante?


Baterías

Las energías renovables, como la solar y la eólica, son fuentes de energía intermitentes, dependientes de factores climáticos. Esta naturaleza de flujo no siempre coincide con la demanda energética de la sociedad. Aquí es donde entra en juego el almacenamiento energético, actuando como el eslabón perdido que equilibra la oferta y la demanda.


Rack de Batería


En España, a pesar del impresionante crecimiento en la capacidad de generación renovable, el despliegue de sistemas de almacenamiento no ha ido de la mano. Según el informe anual de UNEF en 2023, apenas el 10% de las instalaciones de autoconsumo contaban con sistemas de acumulación. Esta brecha entre la generación y el almacenamiento tiene consecuencias significativas en la estabilidad y la rentabilidad del sistema eléctrico.



Con más del 50% de la generación eléctrica proveniente de fuentes renovables (balance anual REE), la falta de capacidad de almacenamiento se ha traducido en excedentes energéticos en horas pico de producción solar, lo que ha llevado a una caída en los precios de la energía. Esta fluctuación no solo afecta la rentabilidad de las instalaciones existentes, sino que también desincentiva futuras inversiones en energías renovables.



Evolución de la generación de energía renovable y no renovable


Tecnologías de almacenamiento de energía en redes eléctricas.


Pilas de combustible

Baterías electroquímicas

Condensadores electroquímicos

Volantes de inercia

Utilizan hidrógeno verde para producir energía eléctrica.

Principalmente basadas en tecnología de iones de litio.

Eficiencia del 98%.

Consisten en discos de inercia acoplados a máquinas eléctricas.

Eficiencia entre el 30% y el 40%.

Eficiencia entre el 80% y el 90%.

Especialmente adecuados para breves interrupciones de suministro o picos de potencia.

Eficiencia superior al 80%.

Emite vapor de agua como único subproducto.

Escalables y de respuesta rápida.

Capaces de cargar y descargar energía a alta velocidad.

Se utilizan en momentos puntuales para equilibrar cargas y garantizar la estabilidad del suministro eléctrico.

Ideal para aplicaciones donde la portabilidad y la densidad energética son prioritarias.

Útiles tanto para el almacenamiento en redes eléctricas como para el autoconsumo.





Tecnologías de almacenamiento de energía a gran escala.


Hidroeléctrica reversible

Almacenamiento térmico

Aire comprimido

Utiliza dos embalses a diferentes alturas para almacenar energía.

Consiste en almacenar calor en materiales como sales fundidas.

Se comprime aire utilizando excedentes de energía eléctrica.

El almacenamiento implica bombear agua del embalse inferior al superior en momentos de baja demanda.

Se libera el calor mediante un ciclo de agua vapor que mueve turbinas para generar electricidad.

El aire comprimido se almacena en tanques o almacenes subterráneos.

Solución madura y eficiente con una eficiencia del 80%.

Eficiencia aproximada del 40%.

Posteriormente, se descomprime para convertirlo en energía.



Eficiencia entre el 40% y el 52%.



Sin embargo, el camino hacia una solución sostenible no está cerrado. El crecimiento efectivo de las energías renovables depende de la implementación de sistemas de almacenamiento. Pero, ¿cómo podemos superar los desafíos actuales?.



La clave radica en la creación de un entorno favorable que fomente la inversión en almacenamiento energético. Países como Alemania, Inglaterra, Estados Unidos y Australia ya están marcando el camino, con incentivos económicos y marcos regulatorios que agregan valor a la comercialización y al autoconsumo de energía almacenada.



Es hora de que España siga su ejemplo. La inversión en sistemas de almacenamiento energético no solo garantiza la estabilidad del sistema eléctrico, sino que también abre nuevas oportunidades de negocio y promueve una transición energética más equitativa y sostenible. Es momento de actuar, con visión y determinación, para desbloquear el potencial completo de las energías renovables a través del almacenamiento energético.

9 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page